Liderazgo y contexto en la Empresa Solidaria

Solo cuando los valores y los principios cooperativos están presentes como grandes formulaciones orientadoras de la misión social de cada entidad o grupo asociativo y se muestran en el ejemplo de sus actores y de sus líderes, éstos se convierten en combustible para la acción.

Julián Todd (Programador informático británico y activista por la libertad de información que trabaja en Liverpool. Autor de 8 libros sobre el tema, oct. 2018) habla de que el liderazgo social es un   liderazgo determinado por una comunidad concreta, especifica, en oposición con un liderazgo determinado por una autoridad. Los líderes sociales y las organizaciones líderes, trabajan para ayudar a la comunidad que los rodea para que sea más exitosa y todo lo hacen actuando con humildad.

Igualmente, el liderazgo ha sido definido como la “actividad de influenciar a la gente para que se empeñe voluntariamente en el logro de los objetivos del grupo”. Por grupo debe entenderse un grupo o sector de la organización, una comunidad.

Esta reflexión inicial busca invitar a los lectores a confrontar el qué hacer del liderazgo en el contexto de las llamadas organizaciones solidarias o empresas de economía solidaria.

Conviene al caso preguntarse ¿Qué es el liderazgo contextual?

Vale decir que el líder contextual puede gestionar con más eficacia las habilidades de cada tipo de actor; llámese asociado cooperativista, para impulsar el crecimiento y la proyección de la organización en su comunidad país, o dicho de otra forma en la sociedad en la que se desempeña.

Las organizaciones viven desafíos globales verdaderamente extremos. Hoy, en el año 2021, el mundo vive condiciones especialmente diferentes en el tema central del liderazgo como, por ejemplo, el drástico cambio en las múltiples interrelaciones entre las personas, los grupos, las organizaciones y las comunidades. En la actualidad, como nunca se experimentaba desde hace decenios, el aislamiento físico hace muy diferentes estas relaciones.

El liderazgo contextual debe ofrecer oportunidades de desarrollo para las personas y sus organizaciones, las empresas solidarias, asegurando un liderazgo adecuado para optimizar la innovación y aprovechar los talentos de los asociados. Por otro lado, brinda a los líderes la oportunidad de servir a su gente de manera eficaz. El líder podrá desarrollar una amplia variedad de estilos de liderazgo que liberen los talentos de sus cooperadores y les permitan cumplir con roles significativos y trascendentes en su organización y en la comunidad en la que actúa su empresa solidaria.

Para dar un ejemplo, se puede mencionar: La globalización contemporánea enfrenta contradicciones proteccionistas, como la anulación de acuerdos de libre mercado por parte de Estados Unidos y el Reino Unido. En el escenario actual también enfrentan los efectos variados de una pandemia que ha ocasionado millones de infecciones, cientos de miles de muertes, profundas crisis económicas y frustraciones profesionales.

En este contexto es necesario preguntarse: ¿Qué se debe hacer desde las empresas solidarias hacia sus comunidades de las que recibe frecuentes beneficios?

Parafraseando al experto los gerentes y líderes de las organizaciones deben actuar de forma diferenciada con sus asociados novatos, con los expertos o los innovadores. (Pedro Castellano-Masías Master of Arts in Management and Organisational Learning Universidad de Lancaster, Reino Unido).

Un modelo básico de liderazgo contextual explica la diversidad de asociados desde una perspectiva de desarrollo de capacidades tecnológicas y profesionales de éstos, muy concreta y diferente en cada caso. Explica también el desarrollo de estilos alternativos de liderazgo para que los líderes puedan actuar de manera eficaz, sirviendo a sus asociados y a sus comunidades de maneras realmente efectivas y transformadoras de realidades.

En ese sentido, los gerentes y líderes de las organizaciones deben actuar de forma diferenciada con asociados novatos y los más expertos e innovadores. El líder debe ser flexible y renunciar a su estilo personal para adoptar una gama de estilos de liderazgo que respondan al contexto y las circunstancias del momento. Debe actuar como directivo, y muchas veces ser coach, guía.   Para los asociados más conocedores, deberá ser coach delegador. Por último, para los innovadores, deberán ser sensibles, empoderadores y todo con un estricto sentido de proyección hacia la comunidad de su contexto sociopolítico.

Un líder contextual debe ser humilde, para reconocer que está al servicio de su asociación y especialmente de su comunidad. Debe ser capaz de reconocer que los aportes estratégicos serán efectuados por sus cooperadores, quienes tienen un nivel de desarrollo variado, enriquecedor y valioso. También debe reconocer que, cuando decidió ser gerente o líder, renunció a ser tan solo un técnico especialista y su deber es crear las condiciones para que sus asociados comprendan y lo superen largamente.

La empresa solidaria no es un ente aislado, no puede ser excluyente, ni excluirse o marginarse de la comunidad; menos rechazarla, como en oportunidades aparece.  Existe porque existe una comunidad real, concreta, especifica de la cual recibe sus principales insumos y a la cual se debe plenamente.

Líder deriva del verbo en inglés “to lead” que significa conducir o guiar; por definición, involucra una relación entre personas, que interactúan y se comunican bajo un contexto determinado. (Gabriel Slavinksy). El autor aporta unos tip´s que podrían resultar útiles en esa noble tarea de liderar una comunidad empresarial solidaria, dentro de su respectivo contexto:

  • Capacidad de adaptación
  • Cooperación para sobrevivir en los turbulentos contextos nacionales.
  • Empatía, para ponerse en el lugar del otro, comprensión al máximo.
  • Firmeza, en sus convicciones. En la misión de la organización,
  • Guía, para explicación y sobre todo persuadir a los fieles y seguidores o al público en general.
  • Valentía, para desafiar el statu quoo perseverar hacia los objetivos planteados.
  • Habilidad en la tarea planteada.
  • Eficiencia y eficacia en los resultados, sin ellos los caminos se hacen difíciles. Si los triunfos no llegan más complicado es el desarrollo
  • Valores destacados en primer plano, mucho más que consignas vacías o ideas ególatras de enaltecer su propio nombre.

Esta es la forma de ejercer el verdadero liderazgo en el contexto de su propio medio social y político de acción cooperativa o solidaria.

 

José Tomas Silva Morantes.
Magister en diseño, gestión y dirección de proyectos
Especialista en docencia universitaria
Sociólogo y Abogado.

Redacción Perspectiva

Perspectiva

Somos el medio aliado y especializado en el sector solidario colombiano. Llevamos más de seis años brindando información de interés general, para enaltecer la economía solidaria.

No hay comentarios aún

Dejar un comentario

Your email address will not be published.