¡Ojo!, la firma OMEGAPRO no está autorizada en Colombia

Así lo dio a conocer la que “la publicidad y promoción de productos y servicios para inversiones en el mercado Forex adelantados a nombre de la firma extranjera OMEGAPRO o de cualquiera de sus denominaciones no cuentan con las autorizaciones necesarias para ser ofrecidos en el país”.

Tenga mucho cuidado de donde invierte su dinero. Pues la Superintendencia Financiera de Colombia, dio a conocer que “la publicidad y promoción de productos y servicios para inversiones en el mercado Forex adelantados a nombre de la firma extranjera OMEGAPRO, no cuentan con las autorizaciones necesarias para ser ofrecidos en el país”.

Esta medida también aplica para cualquiera de sus denominaciones OMP, OMP Money, Inversión digital, Digital Group, Nueva Economía Digital, Negocios Digitales, El efecto Omega, Alpha Pro, Imperio Nativo o Dreamers.

La Super señaló que debido a que se trata de una plataforma que opera a nivel mundial, alojada fuera de la jurisdicción colombiana y de la que se desconoce su domicilio y el nombre de las personas responsables, se han “adelantado actuaciones administrativas e impuesto multas contra las personas naturales a quienes se les ha comprobado que realizan actividades de promoción no autorizada de productos o servicios propios del mercado de valores adelantados, en esta oportunidad, a través de la firma OMEGAPRO”.

Cabe señalar que según previas investigaciones, los esquemas usados para los ofrecimientos de la plataforma OMEGAPRO, tienen un modelo de negocio en el que aseguran operar en el mercado Forex, una actividad que debe contar primero con la autorización de la Superintendencia Financiera.

Por lo cual, además de las características de estos ofrecimientos, la SFC insistió en que las personas deben “indagar sobre la legalidad de la operación, ante quién puede acudir en caso de tener inconvenientes y, sobre todo, analizar los riesgos”.

“Recuerde que al ser OMEGAPRO una firma del exterior no cuenta con la supervisión y vigilancia de esta Superintendencia, que no se conoce organismo o autoridad internacional a la cual pueda acudir cuando se incumplan las promesas de devolución de recursos y los pagos de beneficios o rentabilidades y que no se ha identificado un domicilio cierto de la firma o la identidad de sus responsables”, puntualizó la entidad.

No hay comentarios aún

Dejar un comentario

Your email address will not be published.